03 enero 2017

Aperitivos navideños



    Hoy traigo unos ricos y sencillos aperitivos que nos funcionan tanto en estas fechas navideñas como en cualquier reunión. Son muy sencillos y en poco tiempo los tenderemos listos. Hemos hecho tres variedades, guacamole, queso con salmón y queso con gambas.

Ingredientes:

  • Volovanes o mini tartaletas
  • salsa guacamole (pueden ver la receta pinchando sobre estas líneas.
  • 200 gr de queso crema 
  • 20 gr de queso azúl
  • 50 gr de nata
  • pimienta
  • sal
  • cúrcuma
  • 100 gr. de gambas cocinadas
  • 100 gr. de salmón ahumado


Preparación:

Como ya hemos dicho en el enlace aparece la recta de la salsa de guacamole, recomiendo hacerla al final para que no se oscurezca debido a la oxidación.
 Para la salsa de queso batimos el queso crema, la nata, la pizquita de queso azul, la pimienta y la sal (al gusto) hasta conseguir una mezcla cremosa. Dividimos en dos y molemos por un lado el salmón ahumado y por otro las gambas. Mezclamos cada ingrediente con cada mezcla que previamente habíamos separado y guardamos por unas horas en la nevera. Metemos en una manga pastelera cada mezcla y las repartimos en los volovanes o tartaletas.
Solo nos falta decorar con lo que se nos ocurra. Como ven, yo he recurrido a unas perlas de salmón, a sal de frambuesa, cúrcuma, tomates cherry, etc.... 


* Un toque diferente para los de crema de queso se lo puede dar una sencilla compota de manzana, puesta en la base. Este truco lo he sacado del blog Cuuking.



la-guerra-de-las-galaxias.mp3



20 diciembre 2016

Makowiec o Pan de semillas de amapola Polaco


       ¡Y ha llegado el 20 de diciembre y tenemos desafío en la cocina! Nos ha tocado dulce y además típico de los países nórdicos. Es una especie de pan relleno tradicional de Polonia, el Makowiec. Algo muy distinto a lo que estamos acostumbrados en nuestro país. Como suelen ser todos los dulces de esta zona de Europa, es muy poco dulce y con un relleno de frutos secos, entre otros ingredientes, aunque en este caso, son las semillas de amapola el ingrediente estrella. Sin más preámbulos aquí tienen la receta. 


      Ingredientes:
      Para la masa:
·        80 gr. de azúcar
·       120 gr. de leche
·        30 gramos de mantequilla
·       20 gramos de levadura fresca
·         1 yema de huevo
·         300 gramos de harina de fuerza
·         1 pizca de sal

Para  el relleno:
·      200 gr. de semillas de amapola
·      250 gr. de leche entera
·      100 gr. de azúcar morena
·      2 cucharadas de miel
·      60 gr. de nueces
·      30 gr. de almendras
·      40 gr. de pasas
·      30 gr. de mantequilla


Preparación:

     Comenzaremos dejando en remojo unas horas las semillas de amapola para que se hidraten. Para hacer la masa pondremos en la thermomix  el azúcar y lo pulverizamos 15 seg. Vel. 10. Agregamos la leche, la levadura y la mantequilla y programamos 1 minuto, 37 º C, vel. 2. Seguidamente añadimos la yema y mezclamos 4 seg. Vel. 3,  incorporamos la harina y la sal y amasamos 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Dejamos reposar en una bolsa o bol tapado con plástico 1 hora aproximadamente.
Mientras tanto, podemos ir haciendo el relleno, para ello, picamos en el vaso de la thermomix las almendras y las nueces, yo las piqué muy poco porque me gustas encontrármelas troceadas solamente. Después molemos las semillas de amapola que estaban en remojo, incorporamos la leche, y el azúcar, la mantequilla, las pasas y la miel, y programamos 15 minutos, 90 ºC, vel 3. Luego incorporamos las almendras y nueces molidas y mezclamos todo.


    Extendemos la masa con un rodillo de manera que quede un rectángulo. Lo untamos con la crema de relleno, enrollamos de forma que nos quede una especie de pan. Dejamos reposar 30 minutos. Pintamos con yema de huevo y con el horno precalentado, horneamos a 180 ºC, unos 40 minutos aproximadamente.
      Cuando esté listo, dejamos enfriar y decoramos con glassa y unas semillas de amapola.
      Como ya he dicho antes es un pan con un sabor muy diferente, cuando lo probé la primera vez no me gustó demasiado, pues esperaba un sabor muy parecido al Kringle Estonia (que me encanta), pero después he de reconocer que al volver a probarlo le fui encontrando su “puntito”.


       Y ahora, como siempre si quieren ver el resto de recetas de mis compis de desafío solo tienen que pinchar aquí.