26 abril 2015

12+3= 15 Abril. Deseos



Y llegó Abril. Mes de los primeros brotes, del inicio del esplendor de la naturaleza. Empieza a gestarse lo que Mayo “parirá”; la primavera en su máximo auge.

Abril llega lleno de deseos y es lo que muestran  estas  flores de manzano, el deseo de la flor de convertirse en fruto, su naturaleza, a lo que en última instancia está abocada; su destino es ese, pero no todas lo conseguirán. Muchas se quedarán en el camino, llevadas por el viento, cortadas por una mano quizás también, como ella,  llena de deseos. Y así es el mundo, y la vida sigue, la flor será fruto o caerá al suelo y se transformará  en abono para su propio árbol que volverá el próximo año a estar lleno de flores, y nosotros seguiremos como el árbol llenos de deseos. Ojalá se cumplan. Deseo que se cumplan. 

Que nadie nos quite el mes de Abril. 




Que todo sea como esperando Abril.


Este mes he llegado tarde al reto, que acababa el día 20, aun así aquí lo  dejo por si quieren echar un vistazo al resto de participantes.



20 abril 2015

Conejo con especias (estilo moruno)


     Una de las particularidades del conejo es su gran versatilidad gastronómica. De carne blanca, jugosa, suave y baja en grasa, este animalito, tierno por un lado y exquisito por otro nos brinda en la cocina un sinfín de posibilidades y, del mismo modo, un gran abanico de nutrientes. Su carne rica en vitamina B12,  en potasio y fósforo,  a la vez es  baja en sodio por lo que es beneficiosa para personas hipertensas. A la hora de cocinarla, el truco para que nos quede jugosa y tierna radica en la maceración. Por eso me he decantado por una receta moruna impregnada de las especias típicas del país y de maceración lenta.

Ingredientes:
1 conejo limpio y cortado
3 zanahorias grandes
2 cebollas grandes
Aceite de oliva
Un palo de canela en rama
½ cucharadita de comino molido
½ cucharadita de jengibre en polvo
½ cucharadita de cúrcuma
Un pelín de canela molida
Un pelín de pimienta molida
Una pizca de pimentón dulce
3 hojas de laurel
3 clavos
½ limón en rodajas sin la cáscara y parte blanca
Aceitunas verdes
Hojas de romero


 Preparación:
       En primer lugar, la noche anterior a la preparación pondremos a macerar el conejo en una mezcla de ajos machacados en mortero con un chorrito de vino blanco y la mezcla de las especias junto con las hojitas de romero y laurel. Por la mañana le daremos unas vueltas para que pille sabor por todos lados. Después freiremos en un poco aceite los trozos de conejo, sólo vuelta y vuela. Reservamos. En el mismo aceite sofreímos la cebolla en rodajas a fuego bajo. Una vez pochada incorporamos el conejo y el líquido sobrante de la maceración. Pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas y las agregamos también. Si nos faltase líquido podemos agregar un poco de agua pero muy poca. Coceremos unos 40 minutos aproximadamente. A media cocción agregamos el medio limón en rodajas y seguimos guisándolo a fuego bajo. Cuando ya esté listo, agregamos las aceitunas y dejaremos reposar unos minutos.


       Nos quedó un conejo muy tierno, la carne casi se deshacía en la boca y un sabor, en contra de lo esperado, a especias pero muy suave nada sobrecargado.

       Y esta es la propuesta número 32 de nuestro Desafío en la cocina. Para ver que conejillos han cocinado el resto de participantes en el reto sólo tienen que pinchar aquí.